Este blog está dedicado a las recetas de Carnes y especialmente al Ternasco De Tauste, pueblo de las Cinco Villas, al norte de Zaragoza, posiblemente con el mejor Ternasco del Mundo...

lunes, 13 de junio de 2011

Mas recetas de Ternasco.

Cordero a la Calderetilla

Ingredientes para dos personas:
-1 Paletilla de Ternasco.
-Pimienta recién molida.
-1 cabeza de ajos.
-1 cucharadita de harina.
-Medio vaso de vino blanco.
-Una rama de hierbabuena.
-Sal,cebolla,1/2 vaso de aceite de oliva.
-1 tomate maduro y 2 vasos de agua.

Limpiamos,lavamos y partimos la paletilla en chuletillas;salpimentamos al gusto.Calentamos el aceite a fuego suave en una cazuela de barro.Cuando empiece a humear,añadimos la carne.
Agregamos los ajos partidos por la mitad,con su piel, y la cebolla pelada y cortada en paréntesis.Cocinamos a fuego suave hasta que la carne cambie de color.
Incorporamos la harina; rehogamos.
Añadimos el tomate pelado,picado y sin semillas;removemos para mezclar.Cuando esté frito,agregamos el vino y el agua indicada.
Espolvoreamos la hierbabuena por encima y cocinamos una hora al menos, o hasta que la carne este tierna y la salsa espesa.
Apagamos el fuego y servimos en la misma cazuela.

(La cocina del Quijote huele a Ternasco,El Quijote constituye el repertorio culinario más rico,en contenido y maneras,que libro narrativo alguno haya reunido en testimonio fidedigno de una época gloriosa,una sociedad rural exigente y un universo de personajes tan variopinto como la inmortal obra de Cervantes dio vida.
Son más de una las recetas de ternasco que se citan en El Quijote,pues era alimento muy aprovechado en la época,sobretodo para fiestas y celebraciones varias.Todas se recogen en el libro Ollas,Sartenes y Fogones del Quijote,de Gloria Sanjuán,Libro-Hobby-Club)
.
"Tan presto se va el cordero,como el carnero"
*Dice Sancho Panza a su amo,(El Quijote,2ª parte,cap.VII),con referencia a lo efímero de la vida.



Chuletillas de ternasco a los higos 

 


  • 12 costillas de Ternasco, (de los Chauchis).
  • 100 gramos de harina,
  • 100 gramos de mantequilla,
  • 12 higos blancos secos,
  • 1 vaso de zumo de naranja,
  • 1 vaso de moscatel,
  • 1/2 vaso de jugo de ternasco o caldo fuerte de carne,
  • 1 vasito de nata líquida, sal y pimienta



El día anterior, poner a macerar los higos en el moscatel. Sazonar las costillas, pasarlas por la harina y saltear con la mantequilla en una sartén antiadherente. Reservarlas. Hacer lo mismo con los higos. Desglasar la sartén con el zumo y el moscatel de la maceración. Dejar que se reduzca con el caldo de Ternasco y ligar al final con la nata. Rectificar de sal.
Presentación:
Colocar 3 costillas y otros tantos higos por plato, de forma elegante. Verter la salsa por encima.