Este blog está dedicado a las recetas de Carnes y especialmente al Ternasco De Tauste, pueblo de las Cinco Villas, al norte de Zaragoza, posiblemente con el mejor Ternasco del Mundo...

lunes, 6 de diciembre de 2010

Carne de Ternera de Kobe.

Bueyes Japoneses o la leyenda de la vaca bebedora.
La raza Wagyu, la carne más cara del mundo.

Respecto a razas de lugares exóticos, existe una carne procedente de los bueyes de la raza Japonesa Wagyu, mal llamada Kobe, (sólo puede llamarse así a la que procede de la región de Kobe, Japón). Esta raza, es tan apreciada por su predisposición a crear ácidos grasos insaturados, por eso un corte de Wagyu, con sus finas vetas de grasa entreverada, es equivalente a una loncha del mejor jamón ibérico dadas las características saludables de sus grasas, lamentablemente estas carnes sólo puden tomarse en Japón puesto que su exportación está prohibida, pero el incremento de la demanda internacional ha favorecido que se empiece a criarse en otras latitudes.
Los ganaderos de Nueva Zelanda fueron los pioneros, y actualmente, el grupo Español Altube, está desarrollando explotaciones de esta raza en Argentina, Chile, Uruguay y también en Burgos. Para mantener la mejor calidad, su alimentación se cuida especialmente, y se basa, sobretodo, en copos de cereales seleccionados, esta dieta se completa, en la etapa final del crecimiento con un litro de vino ecológico diario, con el que se consegue mejorar el rendimiento cardiobascular  y los sabores de la carne. Una variedad de estas carnes es la que se conoce como "Tropical Kove Beef ", producida en Brasil mediante el cruze de machos de raza Waygu con hembras de la raza Bragas  ( cruze a su vez de las razas Angus y Brahman ) , de exótica mezcla resultan carnes con grasas veteadas insaturadas pero que mantienen el sabor de las razas que pastan a sus anchas en los inmensos pastizales de Sudamérica.
Pero no sólo estas razas exquisitas están teniendo cada vez mas aceptación entre los consumidores exigentes, las razas autóctonas españolas, muchas de ellas con I. G. P. ( indicación geográfica protegida ) , como la ternera blanca de Ávila, la de la sierra de Guadarrama, la Retinta, La Morucha, etc.
Son cada vez más demandadas, por lo que los esfuerzos realizados en los últimos años en dar a conocer estas joyas gastronómicas parece que están dando sus frutos,  de lo cual no podemos sino alegrarnos.